miércoles, 24 de diciembre de 2008

Supergrass mola!

Feliz navidad, queridos.
Mis mejores deseos.

Alex.

Tremendo documento!

martes, 23 de diciembre de 2008

1000 películas que hay que ver antes de morir.

Blow up.



Funny games



Perros de paja

Red social


Se que ha pasado mucho tiempo.
Pero se ha hecho corto.
Las despedidas, las maletas, las últimas visitas y las expectativas en Madrid.

Soy libre, aunque no quiera serlo. Se acabó y en cierta manera me siento liberada. Cierro un ciclo de mi vida que pasará a mi memoria como una de las historias de amor más apasionadas y duras que haya tenido. Mi Wuthering Heights.

- Creo que te voy a abandonar.
- ...
- Lo digo sin acritud. Esto ya no funciona.
- Disfrutemos entonces de este fin de semana, te parece?
- Me parece.

Y dentro de lo que cabe, me siento optimista. Aunque me da miedo volverme una errante y llegar a no saber donde está mi casa.

Por el momento no tengo tiempo para pensar. Este fin de semana estuve en el campo, Nos subimos al coche, mi padre, el guarda de la finca y yo. Un rifle ligero y sin retroceso y tres balas en la cámara.

Vimos el bareto que había que quitar. Apagamos el motor y nos bajamos, despacio. Mi padre cortó con la mano un trozo de pañuelo y lo dejo caer al suelo. "El viento nos favorece", me dijo.
Andamos sigilosos hasta una casa de pastores semiderruida, donde apoyé el rifle sobre un abrigo.

- ¿Es ese? el tercero por la izquierda?
- Si, ves que tiene los cuernos deformados? Por eso lo vamos a quitar. Le tienes en la mira?
- Si. Puedo disparar ahora mismo.
- Espera. tiene que estar de costado, hay que darle al codillo. Esto no es sólo pegar un tiro, esto es cazar.

Tiro al codillo y espantada general del resto de benaos. Nos acercamos al animal, que ha caído como una piedra al agua, ya no hay vida en sus ojos.
El guarda me da una palmada en la espalda y silba al ver el agujero de bala. Mi padre se agacha y arranca un par de hierbas que coloca con cuidado en la boca del bareto. "Esto, me dice, es para que descanse en paz" Acto seguido coge un hoja y la mancha de sangre de la herida que coloca encima de mi sombrero azul y dice: "Enhorabuena, ya eres cazadora"

Guardo la hoja en mi libreta. Allí quedará durante una buena temporada. Respiro, y siento una mezcla de orgullo y culpabilidad.

Mi padre emprende el paso mientras dice contento, "Bueno, pues ya tenemos estofado de Navidad!"


http://es.youtube.com/watch?v=WolmjxD4hn4

martes, 18 de noviembre de 2008

2 + 2 = 5


Ultimamente me ha dado por llevar mi bufanda de corbata.
Así, porque si.

Acabo de terminar de leer Siddhartha de Hemann Hesse. Me llevó tiempo leerlo y sobre todo asimilarlo. Me llevó tiempo entender que Hesse no habla más que del ciclo de la vida y que la conclusión es que todos cometemos los mismos errores. Hay que caer en las tentaciones para poder rechazarlas después, es al fin y al cabo, un canto a la vida.

Experimenta!, me dice entre líneas, y con la experiencia y los años te llegarás a encontrar. No malgastes tu juventud pensando, vive.

Construye una historia que puedas contar y elige tú mismo el género, los capítulos y el final.



Esto se acaba.
En unas tres semanas vuelvo a Madrid. Y me esperan noches de caza de luna llena y conversaciones de bar, Baños y cigarrillos liados a mano. Para luego volver aqui, al mismo sitio cambiado de forma radical. Nuevos retos, nueva gente y de nuevo yo.

Se me cierran los ojos porque mi subconsciente sabe que mañana me levantaré de noche y de noche volveré a casa. Pero no puedo evitar la oscuridad, que es donde me refugio para escribir, reflexionar, amar.

Mi lado decimonónico ha vuelto a hacer de las suyas, y es debido a la película que acabo de ver Wuthering Heights. y lo mejor es Heathcliff mirando el horizonte apoyado en un arbol muerto. Heathcliff, como Lolita, Madame Bovary, La Cecile de Françoise Sagan o incluso Holden, son arquetipos de posturas ante la vida.

- Eres Holden.
- Por qué?
- No, eres Dorian. Aunque quizá tendrías que ser más rubio para parecerte.
- Más rubio?
- No espera. Definitivamente eres Holden.

Quería poner este vídeo:
http://www.youtube.com/watch?v=mZTslh_e2iE

Buenas noches, queridos.


miércoles, 5 de noviembre de 2008

Sometime later


Hac unos cinco años estuve durante dos horas hablando con un vagabundo que solía dormir debajo del tunel de peatones que hay en Colón
Muchos de vosotros, los que vivís en Madrid, lo habreis visto alguna vez. No logro recordar su nombre.
Le cambié un par de cafés por algo de conversación.
Nunca llegué a decidir, quien necesitaba más la charla de los dos.

La noche de fin de año, pasados hacía horas los fuegos artificiales del puerto, en una furgoneta americana, con un grupo de estudiantes, subí a la parte más alta de la isla a ver el amanecer. El Pacífico rompía con fuerza contra la tierra. Allí, Ian me prestó su camisa al notar que temblaba de frío.

Eran más de las seis de la tarde. Y aunque el calor seguía siendo insoportable, decidimos no esperar más para ir a la ciudad de Mali.
Ví mujeres musulmanas imposiblemente tapadas y niños corriendo detras de un balon invisible, a lo largo de una fila interminable de palmeras.

Era de noche y caminaba lentamente de camino a la casa de campo, con un cigarrillo en la mano. Wanda me seguía, me miraba y echaba a correr persiguiendo algún rastro de vez en cuando. Ladró una vez y a lo lejos vi una cierva que no apartaba su mirada de mi.
Me quedé completamente quieta sin apartar mis ojos de los suyos. Duró algo menos de un minuto.
De repende se dió la vuelta y desapareció en la oscuridad de los olivos.


Era de noche y debía tener unos dieciocho años. Me escondía en una sala, que aunque pegada a la casa, tenía una puerta independiente para acceder. La llamabamos El cuarto de música. Me gustaba porque podía gritar sin que nadie me oyese. Me encerraba para no saber nada del mundo y veía películas. Una detrás de otra.
Era una película francesa, de la que nunca llegué a saber el título. De vez en cuando me viene a la memoria, cas como si la hubiese visto ayer.


Esos momentos que se quedan en la retina. Que vuelven en forma de flashback cuando hueles o tocas algo o escuchas esa canción. Ese algo que siempre se ha intentado inmortalizar en las películas.

Esa, queridos amigos, es para mi la esencia de la vida. El extracto que se saca al exprimirnos como si fueramos toallas en un largo día de playa.


sábado, 1 de noviembre de 2008

Deew

La primera vez que le vi pensé que era un soberano gilipollas.
Rebelde, inmaduro y corto de miras.

Nadim, es de El Líbano, de la capital. Beirut. No es muy alto y es ancho de cuerpo. El pelo lo tiene crespo y corto y en un sólo día le crece la barba.

Nadim es cristiano ortodoxo.

Tiene una nariz peculiar y los labios carnosos. A primera vista no se piensa que es guapo, ni siquiera atractivo.

Una vez fumando un cigarro a cielo abierto, oyó el sonido de un avión. Se agachó de inmediato, con los brazos en posición de defensa. El resto de personas que ahí estabamos, le miramos entre el desconcierto y la sonrisa dibujada.
Se puso derecho y bajando los hombros y levantando las palmas se justificó: "La guerra, ya sabeis"



No se como un día me encontré bromeando con él y le pregunté: "Nadim, Cuando nos hicimos tan amigos?" Realmente nunca supe como llegamos a ese punto. Pero con el tiempo, me fuí dando cuenta que era imprescindible en mi vida aqui.

Nadim me hacía reír cuando estaba triste, también me retaba a escalar montañas o a bajar al bosque a mediodía. Me explicó el significado de todos sus tatuajes. Incluído uno con nombre de mujer en la cadera.

Siempre hablaba de la casa que tiene en las montañas libanesas, donde va con sus amigos de acampada. Nadim hablaba contigo en francés, árabe e inglés al mismo tiempo, y aún así le entendías.


Por motivos totalmente injustificados, en el plazo de una semana Nadim ha vuelto a Beirut.
Así que sus últimos días en Suiza los pasamos juntos. Lloramos y reímos y nos prometimos mantener una amistad eterna.

Ahora sonrío, porque acabo de recibir un mensaje en el que me dice que ahora mismo está en su casa de las montañas, con todos sus amigos y que en enero volverá a Suiza.

Y yo me acuerdo de eso que me dijo sentados frente a un chocolate caliente, hace ya un par de días:

"He perdido la batalla, pero no la guerra..."

domingo, 26 de octubre de 2008

Dentro de poco será noviembre.
Me escondo.
Corro y no paro de correr para que nadie pueda llegar a conocerme.

Me gustaría escapar al bosque y andar un buen rato.
Pero no quiero que me vean salir,
Porque entonces me preguntaran que qué hago, que por que estoy sola y que donde voy.
Y no quiero que nadie sepa lo que hago o lo que dejo de hacer.
Echo de menos el anonimato de Madrid.
Mirar a la gente sin reconocerla.
Echarme a la calle sin rumbo fijo, sin interrogatorios.
Mis pies moviendose al ritmo de alguna canción de mi i-pod.
Ser el observador que no es observado.
Ser público y no protagonista.

No se porque me siento así, pero todo me resulta un decorado de tercera,
de ferias estivales en lugares conquistados por domingueros de sombrilla y chanclas.
Mi amiga Teresita me dice que estos días son los días de NO.
No quiero salir, no quiero hablar, no quiero escuchar.



No quiero descubrir, ni que me descubran.
Quiero quedarme entre las sábanas, junto a mi edredón de plumas.
No quiero encender el móvil porque no quiero tener que silenciar llamadas.

Tampoco, quiero pensar en si mis últimas decisiones han sido acertadas, oportunas o del todo erroneas.
Esta tarde no tengo visión de futuro, ni ningún plan que idear.

Absolutamente ninguno.

domingo, 12 de octubre de 2008

Pierna de cordero


A veces me siento absurdamente pretenciosa.
Otras increiblemente inteligente.
A veces sagazmente pedante
y otras irónicamente traumatizada.

Escucho una radio por internet que es una maravilla. Me descubre nuevos grupos y es que, a lo tonto, ya llevo dos meses sin música de esa de mercado, fresca.

Leo Roald Dahl y The Portable Beat Reader. Pero sobre todo escribo. Cualquier cosa. Absolutamente todo lo que se me pasa por la cabeza, desde el buen sabor de boca que me quedó después de la arriesgada decisión de probar un croissant en el comedor, hasta el por qué de crear un acelerador de partículas (y es que siempre pensé, que la raza humana tiene que volcar todos sus esfuerzos en inventar el teletransportador.)

El otoño ha llegado a mi valle suizo, las hojas de los arboles tienen mil colores, como el estado de mi humor a lo largo de un día entero. Pronto, llegará la nieve, y con ella los días interminables de manta y libro. No importa mucho, porque tengo una buena provisión
Me imagino bajando la cuesta que lleva a mi parada de autobús bajo los enormes copos, con mi abrigo de piel y mis guantes de lana granates y tengo que decir, que la idea no me desagrada.
Desde mi ventana huelo el Croute que cocinan la pareja suiza que vive enfrente de mi casa, supongo que acompañada de un vino blanco de la región.

Ayer se me ocurrió una genialidad para escribir, mientras estaba cerrando los ojos a punto de dormir, y no tengo muy claro, si soñe que escribía una genialidad o si realmente el sueño me convirtió en un genio momentáneo de la literatura. Ya estaba yo pensando, Que se joda Salinger!
Sigh! Mi gozo en un pozo.


Estuve en Madrid una semana entera. Nunca había tenido esa sensación de visitante en mi propia ciudad. Todo el mundo tenía obligaciones, menos yo. Me echaba a la calle a deambular mirando todo y a todos como si los viera por primera vez, apreciando los detalles en los que nunca me fijé y a las personas como nunca antes las miré.

La Gran Vía atestada de gente.
El bar de siempre.
Los amigos (Y esto P, también va por ti)
Madrid iluminado y Madrid amaneciendo.
Los baños interminables cantando a voz en grito
Las peleas de familia
El silencio
Bresson colgado de una pared de un piso de Padilla
El olor del café recien hecho








***Tengo que añadir que el contenido de esta entrada puede resultar un poco confuso, pero la explicación se resume en que mientras estaba escribiendo, han sonado canciones absolutamente opuestas entre si, Que han conseguido cambiar línea inicial de narración unas cuantas veces.

martes, 30 de septiembre de 2008

Mujeres con pasado y hombres de porvenir


Al otro lado de la verja de madera roída, más allá de los frondosos bosques, a media hora a pie desde la aldea, se abría el oceano y de ahí la nada. Algunos marineros intrépidos, aseguraban a cualquiera que quisiera invitar al último trago en la taberna, que hacia el final de las olas, donde la espuma acababa, se encontraba una cascada cuya agua nunca dejaba de caer en vertical hacia la infinita oscuridad.
Era tradición nunca estipulada, que los habitantes de la aldea se acercaran en solitario y de forma ceremonial, a tirar allí los objetos que no querían volver a ver. Normalmente se trataba de retratos de amantes de tiempos pasados o cartas estructuradas en forma de rimas de deseo juvenil, pero también abundaban los secretos escabrosos, algunos con determinada forma.
Los habitantes de la aldea creían, que una vez desaparecidos los objetos, el dolor infringido mitigaba.


Queridos,

No estoy muy autobiográfica. Creo que es debido al aumento de la temperatura de mi cuerpo y a las placas que se están formando en mi garganta.

Y es que Suiza es fría. Demonios!, es helada!

Espero que os agrade mi microrelato sin principio, nudo ni final.

sábado, 20 de septiembre de 2008

Le ballon rouge

Suiza está resultando toda una sorpresa.
Aunque todavía no puedo decir en que sentido.

Hoy paseé entre viñedos comiendo Raclette, Tartar y uvas que recogíamos de los sembrados. Haciendo una cata de vinos de la zona.
También paré en la orilla de un río, me descalzé y metí los pies dentro del agua congelada.
Y rebusqué entre los guijarros para regalarle a mi tocayo y amigo, Alex, la piedra más bonita que pudiera encontrar.

Encontré una tienda de antiguedades dentro de una casa particular. Me quedé con el teléfono del dueño para una visita con historia y vaso de vino.

Hablamos durante todo el camino (caminante no hay camino ...) de Arte, Literatura, Cine. De los viajes que habíamos hecho y de los que queríamos hacer. De sexo y soledad. De amor.

Encontramos una terraza llena de flores donde los caballeros sacaban a bailar a las señoras vestidas de domingo, con banda en vivo tocando lo equivalente a un chotis madrileño en francés.



Al terminar la cata de seis kilometros, muchas copas de vino y comida en abundancia, llegamos al punto de partida donde Alex me enseñó un sitio maravilloso. Una especia de casa oculta/okupa de fiestas clandestinas y estética hippie.

Más tarde subimos hasta lo alto de la montaña para llegar al final de una barbacoa, fuego y río de por medio donde intenté convencer a un mejicano para que me enseñara a escribir.

Terminé el día yendo a cenar a un restaurante español unas gambas a la plancha con pimentón y ajo.

Y lo que me queda, queridos ...

Escucho compulsivamente:

sábado, 13 de septiembre de 2008

De perros, gatos y ratones

Queridos.

Llevo dos días encerrada en una neblina que no me deja ver ni la punta de mis zapatos.
El tiempo en Suiza no podría ser peor.
Pero ultimamente :

- He visitado iglesias en ruinas.
- He visto mosaicos medievales.
- He paseado por los parajes cercanos a mi casa de madera.
- He bebido sake japones ( y sufrido las consecuencias)
- He hecho nuevos amigos
- He proyectado mi futuro desde 1000 angulos diferentes.
- He reído una barbaridad y llorado sólo un poco.

Leo los poemas de Ben Johnson, escucho por recomendación Earlimart y me pongo de forma compulsiva Pink Moon de Nick Drake.

He ideado el logotipo de una sociedad secreta, destinada a leer poesía y beber vino en mitad del bosque de Valais.

Aprovecho mi terraza para divagar mientras fumo cigarrillos, a veces (he de reconocer) innecesarios. Y puedo jurar que olvido escribir palabras en correcto castellano.



Me hablaron del Arte Bruto y del nuevo cine peruano

http://www.youtube.com/watch?v=l7lVW0LyMOo

Me divierte sobremanera el blog Historias con historia. Y tengo una torticolis de infarto.

http://historiasconhistoria.es/

Recibo cartas hechas a mano, con paciencia, cariño y lo que es más importante, escritas con el corazón. Pienso en postales japonesas en las que las olas perfectas cobran vida y me arastran a una espiral de paz

Tambien espero. A ratos impaciente, mi visita a Madrid y a sus bares cañís de cerveza fría y pincho de tortilla. Y los futones de sábanas de un blanco impoluto, al lado, una botella de vino y eternos baños manchados de acuarela.

Me han hablado de un cementerio escondido, al que espero ir en cuanto mejore el tiempo. Llevaré mi bloc de dibujo y reflexionaré. Me preguntaré como los olores, sonidos o tactos te pueden transportar al pasado en un segundo y ser reproducidos cual radio cassette. (Si, yo siempre fuí análoga)

Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.

Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.

Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.

Dejé por ti todo lo que era mío.
Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.

Rafael Alberti. Lo que dejé por ti.





miércoles, 27 de agosto de 2008

Will you remember me in one year?

Es muy tarde aqui.
Y mi corazon se divide en archivos fotográficos.

A veces me da vergüenza pensar que me lee gente que no conozco.
Otras me siento halagada.

Internet es lugar indicado para un Voyeur.
Te acercas a las vidas que te gustaría tocar.
Qué pensais vosotros, queridos lectores?

Herramienta de deseo,
O fuente de comunicación?

Estoy confundida y hasta un poco mareada.
A veces me gustaría conocer todas las respuestas
A veces me gustaria no saber absolutamente nada.

- Will you remember me in one year?
- Of course,
( Who do you think I am! Gosh! )


He visto hoy Alta sociedad. Os la recomiendo. Aunque sea sólo por Kristin Scott Thomas.

martes, 26 de agosto de 2008

Fall


Estoy encerrada en mi propia habitación.
Conseguí saltar al balcon. Y de allí trepar hasta mi ventana. pero ahora no puedo salir.
Es cómico y triste al mismo tiempo.
Y si me muero aqui encerrada?
Nervios.
"No pasa nada, tengo cigarrillos y libros"
Suspiro

Estaba re - escuchando Four Winds de Bright Eyes, cuando me ha llegado un torbellino de imágenes

Como ultimamente ando obsesionada con la escritura automática y mi Alex Dadá lucha por salir. Enumero.

Terrazas de verano, Abrazos y vestidos de flores bordadas, Noches de frío clima y calor humano. Mi pie izquierdo moviendose al ritmo de la música, tardes de silencio escuchando sólo el latido de mi corazon, Lluvia con sol y mares de invierno.

Y noches que no mueren

sábado, 23 de agosto de 2008

220 días de asedio


He descubierto una página para seductores, llena de nombres en clave y tecnicismos tipo biologia molecular.
Me molesta pensar haber sido alguna vez intento de presa de algún loco de estos.
Si es que en la viña del señor, de todo tiene que haber..

Leo Suicide in the trenches a ritmo de Blue Monday
Tarde de domingo
Doblando sábanas limpias y haciendo recuento.

La camisa azul seria, me espera mañana a las seis.
Es una cita.


Conceit

It is conceit that kills us

and makes us cowards instead of gods.

Under the great Command: Know thy self, and that thou art mortal!
we have become fatally self-conscious, fatally self-important, fatally entangled in the Laocoön coils of our conceit.

Now we have to admit we can't know ourselves, we can only know about ourselves.
And I am not interested to know about myself any more,
I only entangle myself in the knowing.

Now let me be myself,
now let me be myself, and flicker forth,
now let me be myself, in the being, one of the gods.

D.H.Lawrence

Y tengo una libreta nueva con un elefante grabado.
Y una estación de tren en la que a veces espero y en la que a veces sólo me siento sin ningún tipo de certeza.
Mi mundo se divide en dos, que no son el exterior y el interior, o tal vez lo sean: El exterior es Suiza y el interior Madrid.

Ya os diego, fieles amigos, que aqui es domingo.
Y en este lugar está todo cerrado.

viernes, 15 de agosto de 2008

Toro sentado


La tarde pintaba aburrida.
Me acababa de levantar de la siesta. (deporte nacional espanol) cuando oi gritos del japones que habita aqui en mi residencia.
Borracho como una cuba, intentaba explicarle a un arabe saudi las diferencias entre este pueblo de Suiza y el pueblo en el que estuvo viviendo todo el ano pasado.

El arabe me miro, sabiamente me dedico el gesto con dedo indice dando vueltas en su cabeza de: "Este hombre no sabe ni lo que me esta contando.."

Asi que viendo el panorama, que por lo que me contaron se trataba de una apuesta a hidalgos entre un ruso y el japones.

Pude observar y certificar quien era el que habia perdido. (No hay que meterse con los rusos en cuanto a cantidades exorbitadas de alcohol de refiere) Me fui al pueblo mas cercano a comprar elementos basicos de supervivencia: Un calentador de agua y un florero.

Escribi un mensaje a un limeno encantador, al que conoci tomando un cafe por Bluche. Y me prometio pasarse en un rato.

Llego mientras yo discutia con un camamrero frances, de las diferencias entre un especie de mejunge tipico de aqui que es un cruce de cerveza e Inca-cola de la que hay dos vertientes: La azul y la roja.

- Le bleu, c'est, very quiet ...you know?
- Le rouge c'est un BOOM!

(Asi, que la roja es clarita con limon y la azul colorante y gas, no?)

- Un bleu, I mean, the quiet one ... s'il vous plaît ...

Aparecio Alex, el peruano y tocayo mio, con otro amigo limeno. Y despues de unas cerves nos invito a casa de unos amigos suyos, Nos recibio el anfitrion ingles, con pinta de noble decadente y de movimientos exquisitos.

Sentados en la terraza, las vistas eran espectaculares y se respiraba tranquilidad. Gente con la que es divertido hablar. Andaban por alli un suizo con su novia brasilena. Companeros de piso del ingles.

El suizo habia vivido en la habitacion en la que yo estoy ubicada. Me pregunto si la puerta de acceso al pequeno salon seguia rota, le dije que si. Rio.

(Siento muchisimo el tema de los acentos, este texto es casi imposible de leer sin ellos. Pero creedme que me siento yo mas avergonzada que vosotros incomodos, amigos mios)



Al notar el ambiente caldeado. Los peruanos se escapaban a una orgia ecuatoriana de alcohol, el ingles comenzaba una conversacion profunda con el brasileno y la pareja nos miraba suplicando intimidad. Nos marchamos. Porque si algo he aprendido en estos anos salvajes de Madrid, ha sido a saber retirarme a tiempo.

Comparti un kebab picante con mi amigo espanol, y al llegar a casa antes de acostarme, me prepare una taza de te de Darjeeling con mi nuevo cacharro.

miércoles, 13 de agosto de 2008

80's

Aqui ya es hora de dormir.

Y fumo el ultimo cigarro del dia .

Dejando que la ceniza caiga en el recipiente de cobre que compre expresamente para la ocasion.

Una nueva vida.


- Y bien?

- Que vas a hacer.

- Pegarte una bofetada, porque lo mereces.

- Pensaba que me ibas a besar.


El libro de Sweet birth of youth me mira desde la Mesilla.

Y me pide que lo abra, y que comience a leer.

Esta semana ha estado inundada de melancolia.

Porque tengo porciones de tiempo que me gustaria regalar a personas que no estan presentes.


Aqui no hay mas que hacer que leer y pensar.

Me gustaria irme a Asia, Phuket y Hong Kong son Buenos destinos. Me gustaria escaparme a Lucerna el sabado y perderme entre sus calles. Sin rumbo fijo ni toque de queda.

Me gustaria llegar a conocer todos los recovecos de la casa en la que vivo, en la que cada dia descubro un nuevo cuarto, sin ninguna logica arquetictonica.



Realmente ya no me queda nada mas que hacer por hoy.
Mas que abrir el libro y quedarme dormida.

Have you learned the lessons only of those who admired you, and were tender with you, and stood aside for you?
Have you not learned great lessons from those who braced themselves against you, and disputed passage with you?


Walt Whitman

domingo, 10 de agosto de 2008

Maison Tavel


Los domingos aqui estan llenos de paz.
Tienes toda la tarde para estudiar, hacer la colada, fumar cigarrillos, beber el fantastico te de Muhanned y escribir.

Mi primera vision de la ciudad de Ginebra, fueron sus altos edificios neoclasicos con balcones de hierro forjado de un estilo un tanto art-deco. Parecian sacados de una novela de Thomas Mann.

Cientos de personas recorriendo la ciudad en bicicletas, Grandiosos jardines que llevaban a Chateaux escondidos bajo las sombras de enormes cipreses. Esa luz del verano calido.

Suiza esta dividida en cantones, y la ciudad de Ginebra es la capital del canton de Ginebra, con una poblacion de 450000 habitantes, mucho mas pequeno que el canton en el que vivo yo, que es el de Valais.

El tio abuelo de un amigo de suiza, un funcionario de la OMT jubilado, nos llevo a conocer la ciudad. Paseamos por las grandes avenidas, junto a las grandes organizaciones mundiales, comimos percas pescadas del lago Leman y desde su atico vimos las vistas de todo el valle. Tres paises en una misma mirada: Italia, Francia y Suiza.



Su salon estaba lleno de libros y Atlas en todos los idiomas, trozos del muro de Berlin, bastones de plata de alcalde chileno. cajas hechas de lapislazu, broches cuzquenos y fosiles brasilenos.

Tuvimos conversaciones de puro sobre Gaddafi y sus berrinches a causa de su hijo, sus aventuras en ciudades como Tripoli, Beirut, Alejandria y Nikosia. Nos conto los anos que paso destinado en Brasil y Peru, sus vacaciones en un pueblo de 100 habitantes en la selva negra y todo esto mezclando idiomas como el ingles, portugues, frances, espanol y aleman. Nos reimos a carcajadas con su mujer alemana de nombre frances, Brigitte.

Vimos la parte antigua de la ciudad intercalada con maravillosas historias de las familias que alli vivian, judios, musulmanes, suizos, alemanes. Cruzamos el lago rodano y vimos el museo de historia, la sociedad de las artes y la iglesia rusa construida en el siglo XIX por el Zar Alejandro II

Encontramos una plaza maravillosa llamada Bourg de Four, donde estaba A. Jullien, una de esas librerias donde se podria pasar un dia entero.

Teatros de papel en las vitrinas de las tiendas de antiguedades, terrazas llenas de personas disfrutando de la fiesta nacional y El Barbero de sevilla interpretado por cuatro estudiantes del conservatorio de musica de Rumania.

Todo fue mezcla, y cuanto mas kilometros ando, mas me quedan por andar.

La noche termino con fuegos artificiales a ritmo de musica judia.

No puedo pedir mas ... por el momento.

sábado, 2 de agosto de 2008

See the trees

Este es un video que rescate ayer de madrugada, desde mi cuarto de madera,
Todo tiene un momento, y todo vuelve a tu vida.
Ochentero ochentero ...





"Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar todas las dudas."
Mr. Groucho

jueves, 31 de julio de 2008

C'est bien mon cher

Al fin estoy instalada en Suiza.
Vivo en las montanas

(Y si. Este maldito teclado no tiene enes)

Estoy en una estacion de ski en el canton de Valais.

(Y parece ser que tampoco encuentro los endemoniados acentos)

Y solo puedo decir que estoy feliz.
Esto es paz, tranquilidad. Tambien es trabajo y esfuerzo, pero es una de las mayores oportunidades que he tenido en mi vida.

Mi cuarto esta en una casa tipica suiza, esas que son de madera con tejado a dos aguas que caen de forma pronunciada, para no acumular la nieve en los meses de frio.

Mi habitacion es grande, con dos alturas y con una terraza fantastica desde la que veo el Mont Blanc. Todo es verde y floreado. Todo es nuevo.

Es la primera noche que tengo tiempo para sentarme a escribiros, queridos.
Pero no creais que os tengo olvidados. Eso seria una gran groseria por mi parte.

Hay gente absolutamente diferente.
Tengo una amigo llamado Fawaz, que viene de la ciudad de Medina, en Arabia Saudi. Es absolutamente educado y respetuoso.

Esta manana he conocido a una israeli, de bolso de Gucci en antebrazo y aspecto altivo. Fawaz ha ido con andares pausados a presentarse y la israeli le ha dicho, que no se acerque a ella.

Este es el tipo de situaciones en las que no habia pensado. Conflictos interculturales. Somos mas de 45 nacionalidades distintas hacinadas en un pequeno pueblo, algo que puede resultar incomodo, aunque en mi opinion sea algo estupendo.

Hay rusos, coreanos, vietnamitas, espanoles, franceses, alemanes, suizos, marroquies, ucranianos, bielorrusos, arabes, sudamericanos, americanos ...

Hay gente de todas las edades. personas agradables y maleducadas. Algunos no saben absolutamente nada de ingles, con lo que la comunicacion se hace imposible.

Tengo un jardin debajo de mi terraza.
Esta absolutamente abandonado, lo que le da un aire irreal dentro de este mundo de flores alineadas de forma perfecta.
Las flores crecen desordenadas, y una escalera de piedra sube hasta la altura de mi habitacion.

Por las noches hace un poco de frio y antes de meterme en la cama, pienso lo bien que se esta aqui, de forma estatica, absolutamente suspendida en el tiempo ..



he said why dont we both just sleep on it tonight
And I believe in the morning youll begin to see the light
And then she kissed me and I realized she probably was right

Paul Simon

martes, 22 de julio de 2008

Starry night

Ante todo, estas maravillosas fotos son de mi amigo D.
Con el que tengo una sesión pendiente.

Noah and the Whale es un grupo de freaks vintage que aparecen disfrazados en todos sus vídeos según les dé. De mariachis, atletas de los setenta o de indios. Los encontré buscando vídeos de Laura Marling, que es una jovencita con cara de loca despechada que canta muy bien.
¡Vaya vaya! ... como diría P. Los ingleses conquistan.

Mi humor es inmejorable.
En tres días parto y no paro de ver a amigos y ultimar preparativos.
El fin de semana en Galicia no podría haber sido mejor.

Por las mañanas bajaba por unas escaleras de piedra que dan a la playa con el perro de la casa, un labrador con artritis sumamente encantador. Se quedaba quiero al lado de mi toalla hasta que le decía: "Vamos al agua".
Es un gran nadador.

Vi a fantasmas del pasado, como la Marling dice en sus canciones, pero pude notar una diferencia respecto a las otras veces.
Cada decisión que tomas te lleva por un camino diferente y en mi caso, estoy tomando las adecuadas para encaminar mi vida por los derroteros correctos.
Viajar, descubrir, experimentar, sorprenderme.



Y después de dejar todo cerrado, como la casa antes de salir de veraneo por más de dos meses.
A cal y canto.
Ya por fin puedo marcharme, a lo grande. Habiendo cerrado las viejas heridas y dejando todo en su sitio de forma estática, para que cuando vuelva a casa me siga esperando.

Y es que a veces hay que cambiar todo para que nada cambie.


viernes, 18 de julio de 2008

A la hora del té.


Estos días estan siendo un cúmulo de obligaciones y situaciones surrealistas.
Me quedan siete días exactos en Madrid.

Llevo varios dias okupando la casa de una de mis mejores amigas.
Su madre nos trae café a la cama cuando nos levantamos pronto y prepara los mejores macarrones con queso del mundo.
Yo suelo pasar la tarde de reyes con su familia y acudir a bodas, comuniones y bautizos como el que tengo este sábado en Galicia.

La tierra de las meigas, a la que tengo mucho cariño, me va a regalar el único fin de semana de playa que tenga hasta el verano que viene.
Es lo que tiene la ambición, queridos.

En una fiesta mejicana, vestidos de blanco, mojando nachos en guacamole y bebiendo tequila, me enfrentaré a fantasmas del pasado y brindaré con ellos a mi salud, que no a la suya, por haberme ayudado a distinguir que es lo que no quiero.

No quiero hipotecas y centros comerciales, ni reformas en la cocina ni una casita en una zona residencial de vallas bajas blancas.
No quiero mentes cerradas, ni cotilleos de vecinas inseguras y aburridas.
Ni quiero una furgoneta pagada a plazos hasta el 2056.


Miercoles noche.


Concierto y unas cuantas en la calle Libertad.
Y baños ocupados eternamente por un grupo de cinco.
Y Amy(s) Winehouses cañís.
Y vivir en primera persona la bohemia española.

¡Es tan divertido estar de vez en cuando y al mismo tiempo no pertenecer!.
Siempre pensé que era algo malo no identificarse con un grupo social.
Ahora, como los malabaristas, me considero afortunada.
Por poder acceder a cualquier lugar que me haga enriquecerme en experiencia.

Jueves noche.

Carreras de caballos y apuestas perdidas y ganadas.
La etiqueta debería seguir siendo obligatoria en algunos lugares.
Conversaciones que encienden el deseo de salir una mañana de caza junto a mi padre.
Oler, tiritar, estar quieto, susurrar.

- ¿Lo has visto?, ¡No te muevas! mira. Allí está. Coge los prismáticos.
- ¡Lo veo!
- Bajan a las charcas a beber antes de que amanezca, antes de ser vulnerables.



No estoy segura de haber puesto este vídeo, pero recordar nunca está de más.
¿O si, tesoros?

martes, 15 de julio de 2008

Tormentas de verano

Hoy toca.
Ya es tarde y mi insomnio persiste en quedarse a mi lado.
Llevo varios días sin dormir bien, por los nervios, la espera o que se yo.

Desde un ordenador ajeno, se me agolpan los pensamientos.
Necesito tráfico neuronal fluído.

Me leí un cuento de Ambrose Bierce llamado Aceite de perro. Me asombró la naturalidad con la que se puede relatar la crudeza de una vida desecha y anormal. Sin embargo, nunca conseguí entender la forma de relatar el mundo de un deficiente en El ruido y la furia de Faulkner.
Jamás entendí los complicados relatos de Borges, pero me identifico mucho con la narrativa francesa en general. Aunque ahora odio a Houellebecq por identificarme con la atroz decadencia humana llevada al extremo.

Hay escenas de películas que vivo casi como mías y momentos supuestamente inolvidables que he borrado de mi memoria. A veces, me gustaría tener una caja llena de olores y tactos y esas palabras dichas hace tiempo que resultan imposibles de recordar.

Me acuerdo de tartas de chocolate y veranos de tres meses en bañador.
De sonrisas furtivas y miradas de complicidad.
Mi adolescencia la miro a través de una puerta de cristal opaca.



He dicho demasiadas veces Si queriendo decir No, y viceversa.
Echo de menos las cartas de amor.
Y las postales japonesas.
Los cigarrillos se agolpan en el cenicero y la música sigue sonando.
Y ando de puntillas para no despertar a nadie.
Termino haciendo resumen de los errores cometidos mientras bostezo como un león.
Y me meto en la cama para esta vez dormir.
Aunque tenga que contar ovejas ..
The times we had
Oh, when the wind would blow with rain and snow
Were not all bad
We put our feet just where they had, had to go
Never to go
The shattered soul
Following close but nearly twice as slow
In my good times
There were always golden rocks to throwat those who admit defeat too late
Those were our times, those were our times
Beirut

Fin de temporada


Esta semana he terminado con muchas cosas.
Para empezar de trabajar. Hoy, ha sido mi último día.
P está orgulloso de mi.
Y yo dentro de poco, también me sentiré satisfecha con la nueva etapa que comienza.

Ayer compré un montón de camisas blancas para llevarme a Suiza.
Tengo que admitir que el tema de llevar uniforme me hace mucha gracia.
Retrocedo a la época del Corte Inglés. Mi madre discutía con la dependienta sobre el precio de las camisas y los calcetines.
"Se está poniendo todo carísimo" decía.
La dependienta asentía mecánicamente a un comentario que habría escuchado ese mismo día bastantes veces más.

Y en una semana tendré ese abrigo que perteneció a mi madre, con mis iniciales bordadas en un forro de arabescos grises. Iniciales que pasarán a mi hija, por supuesto.

Mientras tanto amenizo leyendo cuentos poco conocidos de Jack London, Mark Twain u Oscar Wilde

Mañana más y mejor.


martes, 8 de julio de 2008

Orgullo y prejuicio

¡No puedo parar de reír!



Lo que son las cosas, que resulta que mi amigo D conoce al despechado.

lunes, 7 de julio de 2008

Niños, portaos bien.

En julio se puede ..

Ver Funny Games con jersey de borlas.



Volver a Johnny Cash



Dar paseos de madrugada.



Tocar Dreams con ukelele



Recitar a Whitman.

sábado, 5 de julio de 2008

First they came ..


Sentimientos contradictorios como siempre.
Encuentra tu lugar en el mundo, pero no dejes de moverte.
Stay hungry, stay foolish, me escribía mi amiga María.

Llegué a tomarme unas cañas y me encontré un bar lleno de caras conocidas.
Era mi gente, los de siempre, los que para mi, forman el mundo.
Notas y globos de colores.
Y un "te vamos a echar de menos".

Me quedé congelada, seguidamente dí media vuelta y salí a la calle.
Con grandes espasmos.
Cada lágrima por cada persona que estaba allí dentro.

Los organizadores, Teresita, P, mi primo y mis dos hermanos.
Y este domingo el último trivial de despedida.
Con antiguos y nuevos invitados.

¡Ha pasado tanto!
Fin de épocas. Noches larguísimas y cortísimas.
Silencio en la piscina. Noches de pantano.
Un ciervo que corre espantado por el faro que le apunta.
Desayunos a deshora.
Paseos de madrugada en Gran vía.
Presión. Nervios. Terror.
Carcajadas y relaciones que comienzan
Y otras que terminan.
Tardes enteras tocando a duo el Ukelele con P.
Mañanas desiertas y trenes que pasan.

Me voy.
Y empieza.
¿Notará Madrid mi ausencia?




http://en.wikipedia.org/wiki/First_they_came...


O Rose, thou art sick!
The invisible worm
That flies in the night,
In the howling storm,

Has found out thy bed
Of crimson joy:
And his dark secret love
Does thy life destroy.
The sick rose. William Blake

viernes, 27 de junio de 2008

Comunicado en susurro


Estimada minoría,

Sé que llevo un retraso considerable, y que para que negarlo tesoros, necesitamos los unos de los otros.

En este tiempo en el que no habeis sabido nada de mi.

- Me he graduado.
- He acabado con ciertas reservas de vino.
- He fumado una barbaridad, convertido mis manos en nudos y estudiado hasta el alba países que espero algún día conocer.

Son momentos extraños, debido a que la fecha de mi marcha cada vez se aproxima más.
A Partir de ahora seré una Lady Hamilton de viaje a tiempo completo.

Es momento de conocer y experimentar, de poner a prueba lo aprendido.

Prometo un julio lleno de pensamientos densos y descubrimientos bizarros.

Siempre vuestra,

Alex

martes, 3 de junio de 2008

Little, little.

Ayer compré en la feria del libro uno de los clásicos de Calvin&Hobbes.

Y mientras escribo esto, escucho Fall At Your Feet Live de Crowded House
Y pienso que el cantante es bastante atractivo, de esos tímidos sensibles e interesantes que te atraen más por lo que no cuentan que por lo que dicen.
Aunque luego le acabes dejando por la fuerza y la crueldad del duro rebelde.

Y yo valgo más por lo que callo.
Por que es infinítamente más dificil no darle forma a un hecho.
Pensamientos suspendidos de manera estática.



Iba a poner otra imágen que la que finalmente aparece en esta entrada.
Iba a hacer tantas cosas..
Y he sacrificado tantas otras.
Los que me leeis ya sabeis que cuando algo me preocupa hablo de forma indefinida.

Pero callo a las voces interiores viendo el capítulo final de Lost, o la Primera temporada de Dexter, o bebiendo vino a morro (aunque odie esa expresión) o leyendo "Una mujer me espera", o fumando a oscuras mientras pasa el tren.

Id a Nantes. Ved esto.