lunes, 24 de abril de 2017

De circunstancias opuestas y una canción.

La semana pasada se murió sin avisar.
 - Me encuentro un poco mal - Le dijo a su padre - Creo que me acostaré pronto.
Me llamaron el martes. 
- Tengo que darte una mala noticia
Tenía 36 años y 70 condensados de bondad

Una noche, con el fuego bien alto, copa de vino en mano
Decidimos quemar arte
Y ardió. Ardió en la chimenea el lienzo 
Y con ello sus demonios

Yo me alegré, por haberle sido útil
Aunque fuera por quemar un insulto
Y sacarle una sonrisa.



Hoy miré el cielo de la Plaza de Oriente.
cuatro años en Madrid, para encontrarme
Creo que ya estoy
En el camino correcto.

Hasta siempre, amigo.
Hola, nueva vida.