domingo, 10 de junio de 2007

Mi noche del viernes II


Nota. Siento la foto tan horrible y poco estética que puse ayer. Era necesaria para que comprendierais las similitudes físicas entre el hombre que quería sexo desenfrenado y este actor/actriz.


Seguimos,


Las luces se encendieron. El bar cerraba.


Le dije a mi amiga "Creo que es hora de irnos" Tulse, decidió venirse con nosotros.


La calle era un desfile de putas, chinos con mucho conocimiento de marketing, skaters, gays agarrados de la mano y guiris muy borrachos.


Tulse quería pegar a cualquiera que intentará acercarse a nosotras. Decía "Son mías, son mías".

Nos agarraba del brazo cual caballero de siglo XIX, sonreía y decía "Colega, no me he visto en otra así"


Nos encontramos con una pareja de peruanos pijos, de esos que vienen de erasmus, para beber y f... La conversación fué la siguiente.


- Hola, sabeis donde anda el "Why Not"? preguntamos.

- No pero que quereis, ¿ambiente hetero o Gay?

- Nos da igual. (Tulse dijo, "Maricones, ¡nooooooo!")

- A la derecha ambiente gay, a la izquierda, hetero.

(Sigue el camino de baldosas amarillas, pensé yo.)


Decidimos movernos hasta el Oba Oba, un sitio brasileño ubicado en un sotano al lado del Bennetton de Callao.


En la puerta, Tulse se sacó del zapato un billete de cincuenta euros. ¿Quien lleva dinero en un zapato? Un preso. ¡Idiota!


En general hizo comentarios muy graciosos como:


- Yo contigo me iría al fin del mundo, pero como no vas a querer, tendré que pagarme un polvo esta noche.

- Soy el jefe de los camellos en la carcel. todo pasa por mi y al que no, le meto "pa" que se acuerde.

- tienes unas piernas que ¡Ayyyy! (Gesto de depravación absoluto)

- Hay que pegar "Pa" que te respeten, que luego los "jodíos" se rebelan.

- Yo soy un hombre muy culto y no he estudiado. ¿Sabes que el orgasmo de un cerdo dura 30 minutos? ¡Jooooooder con los cerdos, menudos cabrones!

- Yo a ti, yo a ti te metía ....

- Como se te acerque ese, le rajo. ¡Por los huesos de mi padre!


Bailamos a lo brasileño con brasileños e intentamos entender lo que nos decían (aunque no era mucho más que ¿Tienes novio?) Tulse se dió vueltas por todo el sitio, habló con todo el mundo, y bailó sin camiseta. En ese momento pensé que si la vida le hubiese llevado por otros senderos sería un fantástico relaciones públicas de Pachá Ibiza.


En un momento dado desapareció. Le pregunté a mi amiga desde los brazos de un hombre negro de dos metros:


- ¿Y Tulse?

- Se habrá ido. Tendría que fichar.


Más tarde salimos del sitio y fuí andando hasta Atocha escuchando a la Velvet hasta que me encontré con un hombre con el que tengo una relación familiar-política.

Pero esa, ya es otra historia.

1 comentario:

Carla dijo...

Diosssssssssssssssss Ale! Continua!!!!!!!!!
jajajjaa
Acabaste en el Oba Oba! Vaya, vaya....
que recuerdos de aquel sitio... la primera y ultima vez q fui, fue contigo... te acuerdas??? 1mes sin hablarnos! jajaja... bueno.... sin hablarte!
La verdad es que me tienes intrigadisima! Quien sera ese desconocido... Y por cierto, lo del preso es.... es... BUENISIMO! que random! y que autentico!
En fin.... tengo ganas de escribir un blog....
a lo mejor un dia de esots....
te quiero mi amor!
te seguire leyendo!